Daniela Esperanza de la Rosa Ruiz & Tamara de la Vega López, alumnas de 4º ESO A, nos cuentan sus experiencias de la excursión a Asturias.  Nos alegramos de que hayáis disfrutado y… muchas gracias por ser nuestras reporteras del mes.

Lunes 11 de Marzo de 2024: La mañana nos despertó en ruta camino a Santander. Durante nuestro trayecto pudimos disfrutar de unas vistas con prados verdes y algún que otro animal, como ovejas. Cada cierto tiempo, íbamos haciendo paradas para poder estirar las piernas o comer algo. Cuando llegamos a Santander hacía muy mal tiempo, con lluvia y viento. Aún así, pudimos conocer a los geniales monitores con los que compartiríamos el viaje. Además, tuvimos la suerte de visitar la playa del Sardinero, donde nos encontramos con unas focas y unos pingüinos, el Palacio de la Magdalena, el Ayuntamiento de Santander y muchas otras cosas más. Tras ello, emprendimos el camino en autobús hacia el hotel situado cerca de Cangas de Onís. Allí hicimos el reparto de habitaciones, cenamos y nos fuimos a dormir.

Martes 12 de Marzo de 2024: Nos tuvimos que levantar temprano para desayunar e ir a visitar los lagos de Covadonga. Para llegar hasta allí, cogimos unos autobuses especializados por sus estrechas y empinadas carreteras. Una vez en el lugar, pudimos disfrutar de unas vistas preciosas y, para nuestra sorpresa, había un poco de nieve, con la que hicimos algunas peleas de nieve. Hicimos senderismo y nos tomamos fotos en el famoso lago de Covadonga. Más tarde, emprendimos el regreso hacia el hotel, pero antes, nos paramos a visitar a la Virgen de Covadonga que estaba situada en una especie de cueva con una cascada debajo. Una vez llegamos al hotel, comimos y pasamos la tarde en un parque de tirolinas, que disfrutamos bastante. Este día andamos muchísimo y acabamos reventados.

Miércoles 13 de Marzo de 2024: En este día por la mañana tuvimos el descenso por el río Sella, donde nos dividieron en dos grupos para ir más tranquilos por el río. Nos pusimos por parejas y, antes de hacer el descenso, nos dieron una clase para saber manejar la canoa. Hicimos un recorrido con unas vistas preciosas a las montañas. Llegando al final, algunos compañeros/as se tiraron de una estructura al agua, que estaba helada. Una vez finalizado el recorrido, tuvimos que dejar las canoas y el neopreno, nos cambiamos con ropa seca y fuimos a comer. Por la tarde, nos duchamos y fuimos a visitar el pueblo de Cangas de Onís. Allí nos hicimos una foto en el famoso puente y nos dejaron tiempo libre para poder comprar unos suvenires a nuestra familia y amigos. Volvimos al hotel, comimos y nos fuimos a dormir, pues al día siguiente nos esperaría una gran excursión.

Jueves 14 de Marzo de 2024: Era nuestro último día en Asturias. Nos tuvimos que levantar temprano para hacer la maleta y emprender la ruta de regreso hasta Madrid. Antes de dejar Asturias, paramos a visitar las cuevas de Altamira y conocer el pueblo de Santillana del Mar, donde comimos y nos dieron tiempo libre para visitarlo. Más tarde, nos tiramos toda la tarde en ruta hasta llegar a Madrid, cenamos en un Burguer King de un centro comercial cercano y llegamos al hotel muy tarde. Hicimos reparto de habitaciones de nuevo, nos duchamos y nos fuimos a dormir.

Viernes 15 de Marzo de 2024: Nuestro último día de este gran viaje de estudios. Nos levantamos, desayunamos e hicimos las maletas para guardarlas en el autobús e ir a visitar Madrid. Una vez llegamos, fuimos a visitar el famoso Museo de Cera. El museo nos sorprendió bastante debido al realismo de los personajes. Además, pasamos mucho miedo en el pasaje del terror. Una vez finalizó la actividad, nos dirigimos al centro de Madrid, a la Puerta del Sol. Por el camino en autobús, nos encontramos algunos monumentos famosos, como la Fuente de Cibeles o el Museo del Prado. Una vez llegamos a la Puerta del Sol, nos comimos un bocadillo del Museo del Jamón, donde cerca había un hotel de lujo en el que se hospedaba mucha gente, entre ellos un grupo de música que se encontraba por allí en ese momento. Después de comer nos dieron algo de tiempo libre para visitar el centro. Cuando nos volvimos a reunir, fuimos andando hasta donde nos esperaba el autobús. Este fue el momento más triste del viaje, pues nos tuvimos que despedir de los monitores y de un maravilloso viaje. Estuvimos toda la tarde en ruta para llegar a Écija, sobre las 10 de la noche, reencontrándonos finalmente con nuestras familias y poniendo fin a un viaje en el cual aprendimos y nos reímos mucho.

Daniela Esperanza de la Rosa Ruiz & Tamara de la Vega López, 4º A